Mata Garrido Abogados:

Abogados nulid

Nulidad Matrimonial
Se da cuando en la celebración de un matrimonio existen o se han producido vicios o defectos esenciales que impiden que el mismo pueda surtir efectos, excepto para aquel de los cónyuges que hubiera actuado de buena fe. Se declara que no hubo matrimonio pese a que formalmente lo pareciera.

Existen dos tipos de nulidad la civil y la canónica.

 

El matrimonio civil es NULO cuando:



  • Se celebra sin consentimiento

  • Entre menores no emancipados

  • Por personas ya casadas

  • Entre parientes en línea recta por consanguinidad o colaterales hasta el tercer grado, o parientes en línea recta por adopción

  • Por los contrayentes que han sido condenados como autores o cómplices de la muerte del cónyuge anterior de cualquiera de ellos

  • Sin la intervención del juez, alcalde o funcionario ante quien deba celebrarse o sin la presencia de testigos

  • El celebrado por error sobre la identidad de la persona del otro contrayente o sobre cualidades personales que por su importancia han podido condicionar la voluntad de uno de los contrayentes

  • El matrimonio se ha contraido por coacción o miedo grave



Primera consulta gratuïta

0 €

Acepto la política de privacidad                         Quiero suscribirme al newsletter

Nulidades
Quién la puede solicitar 

  • La nulidad matrimonial la puede solicitar el cónyuge, el Ministerio Fiscal, y cualquier otra persona con interés en el asunto

  • El procedimiento judicial que se tramita para la nulidad matrimonial es muy similar al de la separación y el divorcio, siendo necesaria la presencia de abogado y procurador

  • Ante un fracaso matrimonial, los cónyuges tienen derecho a acudir a los Tribunales Eclesiásticos para obtener un pronunciamiento sobre la Nulidad matrimonial o invalidez de su matrimonio

  • La existencia de impedimentos, los defectos del consentimiento o la ausencia de la debida forma canónica son las causas que provocan la nulidad de un matrimonio canónico

Qué ofrecemos 

  • Impugnar la validez del propio matrimonio ante un Tribunal Eclesiástico es un derecho reconocido

  • Nuestros clientes tienen derecho a saber la verdad sobre su vínculo matrimonial

  • Se cree erróneamente que la declaración de nulidad matrimonial es algo reservado a una personas de un estatus determinado, y que tiene unos elevados costes. Para la declaración de nulidad matrimonial son necesarios dos pronunciamientos favorables (dos instancias), y este trabajo comporta unas tasas, que son muy bajas, y que pueden ser dispensadas en determinados supuestos

  • Ofrecemos nuestros servicios de asesoramiento y dirección letrada de procesos de nulidad matrimonial en la jurisdicción eclesiástica, que requieren -por su naturaleza- una alta especialización jurídico-canónica