Los contratos de patrocinio y sus cláusulas

Entre las cláusulas de contenido esencial del contrato debemos destacar aquellas que definan la duración del contrato, y la contraprestación que se va a recibir. En el caso del deportista normalmente se trata de una contraprestación económica y para el patrocinador una contraprestación de publicidad, pero a partir de ahí el límite está en la imaginación de cada uno de los letrados que puedan intervenir en el contrato.

 

ESQUEMA ELEMENTOS QUE DEBE INCORPORAR UN CONTRATO DE PATROCINIO:

 

  • Nombre del contrato u operación.
  • Fecha y lugar del contrato.
  • Comparecientes.
  • Intervención (persona física o jurídica).
  • Antecedentes o parte expositiva.
  • Estipulaciones o clausulado:
    • En que consiste la colaboración publicitaria del patrocinado.
    • La ayuda económica del esponsor o patrocinador.
    • Duración del contrato.
    • Prórrogas.
    • Derecho de Tanteo.
    • Gastos del contrato.
    • Modo de incumplimiento contractual.
    • Consecuencias del incumplimiento.
    • Penalizaciones.
    • Aseguramiento y cobertura de riesgos.
    • Consentimiento de terceros.
    • Resolución de Diferencias.
    • Gastos de rotulación, impresión, colocación,…

Requisitos que se deben considerar a la hora de patrocinar a un individuo en particular:

Por su naturaleza, estos contratos incorporan un añadido extra como puede ser la licencia de uso de imagen del deportista, y los diferentes servicios que van ligados a la misma. A la hora de efectuar el clausulado se deberá especificar de manera exhaustiva las marcas con las que se podrá identificar el nombre e imagen del deportista, así como la totalidad de los medios impresos o electrónicos donde nos interese que éste aparezca. Cualquier olvido puede significar la imposibilidad de utilización de según qué tipo de producto.

 

EJEMPLO: SANTANDER – FERRARI. (Aunque no se trate de un deportista individual). En un principio en las míticas gorras de la escudería italiana, no podía constar el nombre de la entidad por razones de escrupuloso patrocinio. De hecho, obligaron a quitar una gorra al Sr. Botín con esa combinación en pleno gran premio. El Presidente del Santander tuvo que modificar el contrato para incluir una cláusula que le autorizara a fusionar determinados elementos de la marca italiana con el nombre de su Banco.

 

Hay que asegurarse que el contrato está firmado por una persona con poderes suficientes para representar a la entidad y a la empresa, y que el mismo esté vigente.

 

Se debe fijar, de manera precisa, el importe fijo que el patrocinado recibirá por el mero hecho de la participación en la actividad y por la autorización del uso de su imagen y demás signos distintivos por parte del patrocinador en su actividad publicitaria, el pago de primas o bonus variables que se valorarán en función de resultados, audiencia o número de asistentes a un evento, y las retenciones fiscales aplicables.

 

En cuanto a las obligaciones del deportista, será imprescindible que el deportista no pueda asociar su imagen a ningún patrocinador que sea competencia directa del firmante. De igual forma, se debe determinar en qué anuncios aparecerá, qué uso se le dará a la marca, en qué momentos, e incluso se realizará un decálogo de comportamiento.

 

También deben quedar determinadas las sanciones por incumplimiento contractual, para el caso de que por ejemplo no pueda participar en alguna de las actividades o competiciones patrocinadas, o no organice parte de los eventos a los que se había comprometido (excepto casos de fuerza mayor). El patrocinador se podrá reservar también el derecho a reclamar la correspondiente indemnización de daños y perjuicios ocasionados.

Primera consulta gratuita
Nombre:

Email:

Teléfono:

Comentario

Leer: Política de Privacidad
He leído la política de privacidad y ACEPTO recibir publicidad o información promocionalHe leído la política de privacidad y NO ACEPTO recibir publicidad o información promocional